siempre contigo

¿Es el estómago causa de mal aliento?

¿Cuántas veces habremos escuchado que el origen de la halitosis se encuentra en el estómago? Posiblemente, cientos. Y pese a que tiene una parte cierta, que desarrollaremos a continuación, no es la causa más frecuente del mal aliento.

Generalmente, el foco principal se encuentra en una higiene oral deficiente. Si no se llevan unos hábitos diarios que pasen por el cepillado dental tras cada comida, el uso de colutorio y de seda dental, entre otros, muy posiblemente tendremos un aliento cuestionable. Pero, ¿qué ocurre cuando a pesar de ser cuidadosos con la limpieza seguimos sufriendo halitosis? He aquí la cuestión: el estómago entra en escena.

Existe una bacteria llamada ‘Helicobacter pylori’ que nace y vive en el estómago, causante de infecciones gástricas que, gracias a los gases que genera su presencia llamados compuestos sulfurados volátiles, producen mal olor. Este olor desagradable, viaja desde el estómago por el esófago hasta llegar a nuestra cavidad oral, incomodándonos y dejándonos una sensación perenne de suciedad en la boca.

¿Existe algún tratamiento para acabar con esta bacteria?

 

Que no cunda el pánico: hay solución. Por suerte, existe un tratamiento eficaz y seguro. De hecho, puedes someterte a un sencillo test que confirmará o desmentirá la presencia en tu organismo de dicha bacteria. Acabando con esta, automáticamente, dejarás de tener halitosis. El tratamiento para luchar contra la ‘Helicobacter pylori’ podrá incluir la ingesta de antibióticos u otros medicamentos. En cualquier caso, el odontólogo será quien determinará si el origen del mal aliento es extraoral o intraoral, y proporcionará las pautas a seguir para solucionar la afección.

Sea como sea, recordemos que el 90% del mal aliento nace en la cavidad oral. Es imprescindible que, ante todo, nunca descuidemos nuestra higiene bucodental. Y no solo por este problema, sino por todos en general: caries, gingivitis,…

¿Cómo podemos evitar o reducir la halitosis en Burgos?

 

Es importante realizar un buen cepillado, accediendo a todas las zonas de la boca, sin olvidarnos de cepillar todas las caras de todos los dientes. Además, es conveniente utilizar seda dental, cepillos interdentales y colutorio para asegurar una limpieza perfecta. No olvides dedicar un buen rato a la lengua para completar tu higiene y mantener tu aliento fresco y, ¡toma nota de estos consejos! Mantén una alimentación equilibrada rica en vegetales y frutas.

1. Bebe mucha agua, cerca de dos litros al día.

2. Reduce drásticamente el consumo de alcohol y tabaco. ¡Aléjalos de tu vida!

3. Acude a tu dentista de confianza para revisar tu dentición periódicamente.

4. Realízate dos limpiezas profesionales al año.

Somos tu solución en odontología
Contáctanos
close slider

Abrir chat
1
Hola ¿Cómo estás? Mi nombre es Florencia, encargada de la sucursal de Santiago Centro.
¿En qué te puedo ayudar?
Powered by